Hipócrita lectora

Blog de Sonia García López

327 cuadernos (Andrés Di Tella, 2015)

327cuadernos

Los documentales dedicados a la figura de un artista, un escritor o un cineasta, suelen poner el foco en las entrevistas, la información o los testimonios, más que en la mirada del director, que suele quedar oscurecida ante el personaje retratado. 327 cuadernos, sin embargo, retrata tanto al escritor Ricardo Piglia como al cineasta Andrés di Tella en un ejercicio creativo que bien puede ser hermanado con documentales como La décima carta (Virginia García del Pino, 2014), dedicada a Basilio Martín Patino, Ivan Z (2004), en la que Andrés Duque se encuentra con Iván Zulueta, o El sol del membrillo (Víctor Erice, 1992), sobre la obra del pintor Antonio López.

La figura de Ricardo Piglia ―autor de innumerables ensayos y de cuentos y novelas difíciles de olvidar como Respiración artificial (1980), La ciudad ausente (1992) o Plata quemada (1997)―, es abordada en 327 cuadernos desde el prisma de su amistad con el cineasta. De este modo, el retrato del escritor cobra forma de relato en primera persona por parte del cineasta. Y es que la voz de Andrés di Tella no solo está presente en tanto que interlocutor de Piglia, sino también en tanto que sujeto que se interroga sobre su quehacer cinematográfico, evocando así trabajos anteriores como Fotografías (2007) o La televisión y yo (2002).

Pero 327 cuadernos establece también un juego ficcional que mucho le debe a la escritura de Piglia, en la que tradición literaria y la peripecia detectivesca estuvieron siempre, o casi siempre, unidas. El misterio que anida en la realidad y a través del cual esta se anuda a las ficciones emana, por ejemplo, del recurso a las películas huérfanas que Di Tella encuentra en el desván de un coleccionista anónimo y arranca de su contexto original para ilustrar los recuerdos del escritor, creando así un referente deliberadamente falso. Se opone así la vertiente imaginativa del recuerdo a la autoridad referencial del registro cinematográfico, descubriendo el carácter poético de la imagen documental en tanto que “metáfora de la memoria” y volviendo, desde los temas más queridos por el cineasta, a los temas más queridos por el escritor.

Texto publicado con motivo de la proyección de 327 cuadernos en Cineteca Matadero.

Descarga la hoja de sala.

Información

Esta entrada fue publicada en 10 de julio de 2018 por en ESCRITOS Y ENSAYOS, Uncategorized y etiquetada con , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: