Hipócrita lectora

Blog de Sonia García López

Harry Alan Potamkin: un modelo radical para los tiempos de crisis

Si existe un nombre en la historia de los estudios sobre cine en Estados Unidos que encarne la armónica unión deseada por Barthes del escritor, el intelectual y el profesor es, sin duda alguna, el de Harry Alan Potamkin. Autor de una extensa obra de crítica cinematográfica, que hoy conocemos gracias al exhaustivo trabajo de compilación realizado por Lewis Jacobs en la década de 1970, líder espiritual de toda una nueva generación de cineastas y críticos cuyos planteamientos utópicos llegaron a cristalizar, siquiera fugazmente, durante los años treinta, y pionero en la pedagogía de los estudios sobre cine, Potamkin constituye un ejemplo paradigmático de la posibilidad histórica de constituir esa tríada en agente de cambio social.

Algo que, indudablemente, tiene que ver con los tiempos en los que le tocó vivir su corta vida. Cuando Harry Alan Potamkin murió a la edad de 33 años, en 1933, el mundo solo empezaba a recuperarse de la conmoción provocada por la crisis de 1929, al tiempo que asistía con estupor a la llegada de Adolf Hitler a la Cancillería alemana y una corriente de oposición internacional al fascismo, liderada por la KOMINTERN, cerraba filas en distintos puntos del planeta. Durante esos años se produjo también, en el mundo del arte, un movimiento fundamental de politización de las vanguardias, que aparentemente abandonaron los planteamientos formalistas, autotélicos, para ponerse al servicio de las ideas políticas. El Festival de Cine Independiente de La Sarraz y el Congreso de Cine Independiente de Bruselas, en sus respectivas ediciones de 1929 y 1930, fueron determinantes al respecto, pues en aquellos encuentros, a los que asistieron entre otros, cineastas como S. M. Eisenstein, Joris Ivens o Jean Vigo y críticos como Charles Dekeukeleire, Juan Piqueras o el propio Potamkin, se sentaron las bases de lo que ha dado en llamarse cine engagé o comprometido. Un cine que, manteniendo los hallazgos formales de las primeras vanguardias cinematográficas, se planteó la necesidad de lanzar un mensaje político capaz de trascender el entorno de los mecenas capitalistas y los elitistas círculos de la vanguardia para llegar a las masas. Una necesidad que encontró en el cine soviético y en el realismo documental sus banderines de enganche.

“Harry Alan Potankin: palabra radical para los tiempos de crisis”, artículo publicado en Archivos de la filmoteca 67. Para descargar el artículo completo haz clic aquí.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada en 5 de septiembre de 2012 por en PUBLICACIONES y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: