Hipócrita lectora

Blog de Sonia García López

Erosión 0,0625

Erosión 0,0625 (Oriol Sánchez y Alfredo Costa Monteiro)

En 1928 J. C. Mol sorprendió a los espectadores del pequeño Studio 28, el mítico teatro de vanguardia situado en el parisino barrio de Montmartre, con la proyección de Uit het rijk der kristallen (El reino de los cristales). Esta película, filmada con técnicas especiales que adaptaban la lente cinematográfica al visor del microscopio, mostraba al ojo humano algo real, pero invisible en condiciones normales: el comportamiento de los cristales bajo una potente lente de aumento. Algo que, hasta entonces, solo le estaba reservado a la ciencia.

La proyección fue organizada por Abel Gance, que puso su novedoso sistema de pantalla tripartita al servicio de lo que habría de suponer una gran revelación para las vanguardias: la secreta conexión entre la realidad y la abstracción que la proyección cinematográfica de las formas abstractas de los cristales puso de manifiesto.

De manera consciente, o no, la performance que proponen Oriol Sánchez (Super 8) y Alfredo Costa Monteiro (electroacústica), recupera ese espíritu de las vanguardias para acercar al espectador la naturaleza táctil de las partículas mínimas. Poniendo en juego la proyección en dos pantallas que conjugan película en blanco y negro y en color, Erosión 0,0625 es un estudio minucioso de las superficies de los suelos, atendiendo a las texturas de los granos de arena. Y la correspondencia perfecta para esta indagación sobre lo infinitamente pequeño son las unidades mínimas de sonido y de imagen que se asocian con el origen orgánico de la misma: del grano de arena al grano de la película, al fotograma, al sonido granular…

El aquí y el ahora de la proyección, el parpadeo de la luz al pasar a través de la película, la sincronización de la música y el sonido en vivo y la presencia del público, unidos a la fascinación por la acción escultórica del viento que erosiona el terreno y lo desgasta, convierten este encuentro en un nuevo ejemplo de cine expandido en el que la representación y la expresión artística trascienden los confines de la pantalla para impregnar la sala, convocando a los sentidos a la fiesta de la experiencia perceptiva.

De este modo, el trabajo de Oriol Sánchez y Alfredo Costa rescata un formato tan querido por Documenta Madrid como el Super 8, que tantas noches ha emplazado al público a rescatar sus tesoros familiares y a compartirlos con amigos, para dotarlo de una dimensión excéntrica, en el sentido de algo que está fuera del centro, o cuyo centro está en otra parte.

Texto publicado en el Catálogo de Documenta Madrid `11 con motivo de la performance de Oriol Sánchez y Alfredo Costa Monteiro Erosión 0,0625.

English version at Documenta Madrid `11 Catalog.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada en 1 de agosto de 2012 por en ESCRITOS Y ENSAYOS y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: