Hipócrita lectora

Blog de Sonia García López

El sol, D. H. Lawrence

The sun

Una nueva forma de sensualidad nos convoca en la escritura de D. H. Lawrence. Lo íntimo y lo secreto, lo recóndito y lo salvaje se nos muestran con una extraña familiaridad que parece invitarnos a despertar a un tipo de experiencia que hubiera quedado dormida en el recuerdo. Por eso, el viaje de Emilie en busca del Sol supone, sin ella saberlo, algo más que un alejamiento de la civilización materialista y el abandono de las ataduras morales impuestas por el orden establecido; y el despojamiento de los vestidos y la exposición al Sol, algo más que un redescubrimiento del propio cuerpo. Se trata, ante todo, de desenterrar el vínculo indisoluble que une al cuerpo con la naturaleza tomando conciencia de él. Aquello que nos sonroja, nos revela nuestra verdad.

Las serpientes, las espinas de los cactus y los alacranes, los peligros del mundo orgánico al que se entrega Emilie, nos recuerdan la vecindad de la muerte. Nada como aprender de su sigilo, conocer sus secretos, permitir que la piel se endurezca al contacto con el Sol y la tierra, para olvidar el miedo.

Leer cuento de D. H. Lawrence en Tijeretazos Postriziny.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada en 17 de diciembre de 2005 por en PUBLICACIONES y etiquetada con , , , .

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: